top of page

El secreto de un pelo sano

Actualizado: 30 mar


el secreto de un pelo sano

Lo más importante para la salud del cabello es el cuidado diario. Conoce las rutinas para un pelo increíble.


Cuando se trata de cabello, bonito es sinónimo de sano, por eso hay que ocuparse del tema desde la raíz. Dentro del cuero cabelludo se hallan los folículos pilosos, los responsables de crear pelo fuerte y brillante.


¿Cuáles son algunas señales de alerta?


La caspa, el pelo reseco y la oleosidad. Esto sucede cuando los folículos pilosos no reciben los nutrientes necesarios ni una buena oxigenación.


El pelo se ve afectado todos los días por la contaminación ambiental y los cambios climáticos, por si eso fuera poco debe enfrentarse a tintes, tenacillas, secadores, alisados, geles, sprays, cremas de peinar, y un sinfín de agresiones. Todo eso afecta la salud del cabello y deja residuos que lo arruinan.


¿Cómo darte cuenta si tu pelo y cuero cabelludo están dañados?


Presta atención a estas señales, si presentas más de tres de las opciones significa que necesitas empezar un cuidado intensivo:

– Cuero cabelludo seco o escamado

– Manchas rosadas en la cabeza

– Dolor o sensibilidad en las raíces

– Escozor o irritación

– Caspa

– Pelo graso


Cuidados para un pelo fuerte y sano


Es muy importante la elección de productos específicos acorde a las necesidades de nuestro cuero cabelludo. También es fundamental tener en cuenta que el champú se debe aplicar en las raíces y no sobre todo el cabello; mientras el acondicionador se utiliza en largos y puntas. Aprovecha los lavados para estimular con las yemas de los dedos tu cuero cabelludo, incrementarás la circulación en la zona y ayudaras a oxigenarla. Regula la temperatura del agua para que no sea demasiado caliente ya que esto aumenta la producción de sebácea.


Si usas lociones o aceites lo recomendable es aplicarlos también en las raíces ya que si el resto del cabello los absorbe perderá su lubricación natural. Recuerda que emplear demasiados productos en el pelo y en gran medida puede terminar siendo contraproducente.


Si utilizas secadores y tenacillas con frecuencia son aconsejables los aceites y cremas protectoras, especialmente en las puntas.


¿Que debes evitar?

  • Utilizar tenazas todos los días

  • Cepillar el pelo rizado

  • Pasar las tenacillas por demasiado tiempo en una fracción de cabello

  • Exponerse al sol sin protección de los rayos UV

  • Friccionar con la toalla luego del lavado

  • Aplicar calor en el pelo sin protección

Hábitos para lograr una melena saludable


El secreto está en la hidratación, la buena alimentación y la elección de productos acorde a nuestro tipo de pelo. Inclínate por aquellos que tengan elementos que contribuyan a la nutrición del cabello, equilibrando la porosidad para que no pierda la humedad.


Además, todo lo que ingieres influye en la salud de tu pelo. Apórtale Omega3, Ácido Fólico, Selenio, Vitaminas A, B y C para obtener mayores beneficios que se reflejaran en el aspecto y docilidad de tu cabello.


¡Un pelo sano no es imposible, requiere de constancia y buenos hábitos!


5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page
3